El objeto, la tesis, el cuerpo argumentativo y la conclusión son los elementos que constituyen generalmente una argumentación.
1.- El objeto de la argumentación. Es el tema sobre el que se argumenta. Pueden ser la situación política actual, el tráfico de las ciudades, etc.
2.- Tesis.Es la idea fundamental en torno a la que se reflexiona; puede aparecer al principio o al final del texto. Se presenta en forma clara y objetiva. Puede contener varias ideas, aunque es aconsejable que no posea un número excesivo de ellas, pues provocaría confusión en el receptor.
3.- Cuerpo.Son las ideas o idea que se pretende demostrar desde dos perspectivas: una de defensa de ellas, y otra de refutación contra previsibles objeciones. Consta, por tanto, de:
  1. Argumentos. Una vez expuesta la tesis, comienza el razonamiento en sí, es decir, se van ofreciendo los argumentos para confirmarla o rechazarla.
  2. Refutación. Se demuestra la falsedad de ideas contrarias a la defendida en la tesis. Puede hacerse de una tesis admitida o de las posibles objeciones que podría hacer el adversario a un argumento concreto
4.- Conclusión.Es llegar a la reflexión razonada del tema o problema mediante la demostración o explicación.



arboladoargumediano.jpg